top of page
51miz-E613679-61F02AFB_edited.jpg

Estos son los beneficios más importantes de que tu hijo aprenda idiomas desde pequeño

Aprender idiomas es una forma de integrarse en la comunidad global. Además, está relacionado con el bienestar emocional y mental que influye en el rendimiento académico. Entonces, haz que tu hijo aprenda idiomas desde pequeño para beneficiarse de todos estos aspectos positivos:


1. Desarrolla la memoria y otras capacidades cognitivas.


Al esforzarse desde una edad temprana, los niños trabajan con algunas habilidades cognitivas básicas, como la memoria, el pensamiento crítico y la concentración. A diferencia de los adultos, los niños menores de 7 años adquieren nuevos conocimientos de forma natural.

Mientras aprenden, los diferentes sonidos son entendidos y reproducidos por la estructura física del sistema auditivo, ayudando a que desde la infancia el oído se desarrolle. Es así como los niños reproducen los fonemas de diferentes idiomas con mayor facilidad que los adultos. Incluso si un niño es bilingüe o multilingüe, puede distinguir otros idiomas que nunca ha escuchado con más facilidad que un adulto.


Otra ventaja es que los niños bilingües o multilingües pueden analizar más rápidamente las palabras y sus significados incluso entre diferentes idiomas. Esto les otorga un papel protagónico en la comprensión lectora, según revela un estudio de Psychological Science dirigido por Eva Van Assche.


2. Promueve la capacidad de hablar con mayor fluidez.


Aprender idiomas extranjeros desde una edad temprana, incluso mientras aprende su lengua materna o idioma principal; hace que el cerebro del niño se desarrolle como si estuviera dividido en dos partes monolingües. Esto los hará sentir más cómodos comunicándose en un segundo idioma con una mejor pronunciación y los ayudará a no sentirse confundidos al hablar un idioma extranjero.

3. Tienen más posibilidades de encontrar trabajo.


Resulta que saber otro idioma aumenta la probabilidad de encontrar trabajo en casi un 50%. Cada vez con más frecuencia, se encuentran oportunidades laborales que requieren un conocimiento mínimo del idioma inglés. También son populares idiomas como el chino, el francés o el alemán. Así que hablar un idioma extranjero (o más de uno) desde una edad muy temprana será la ventaja de su hijo mañana.

5. Mejorar las habilidades para resolver problemas.

Los niños enfrentan obstáculos todo el tiempo cuando aprenden un idioma que no es su lengua materna: una palabra que no conocen, un término que no entienden en español o alguien con un acento difícil. Es en estas situaciones que el estudiante debe encontrar la solución adecuada al problema y ser capaz de seguir adelante. Luego podrán aplicar estas habilidades a otras áreas de sus vidas donde enfrentan obstáculos.


6. Mejorar el rendimiento escolar.

Por supuesto, todos los beneficios cognitivos que mencionamos anteriormente facilitan que los niños se adapten a la escuela y aprendan una variedad de materias, desde matemáticas hasta comprensión de textos.


Debes tomar en cuenta que el aprendizaje de idiomas es un proceso largo que necesita mucho esfuerzo, pero que eso no te impida empezar hoy mismo. Te invitamos a que asistas a nuestros cursos de idiomas.


bottom of page